Lentes Intraoculares Add On

¿A quién van dirigidas las lentes Add On?

Después de una cirugía de catarata o de una cirugía de cristalino transparente, puede quedar una refracción residual y por lo tanto no siempre se puede excluir totalmente el defecto refractivo. No es posible pronosticar exactamente la posición de la lente en el ojo, y el hecho de que la lente no esté colocada perfectamente en su lugar puede causar cambios a nivel refractivo. Por ese motivo, en el momento en el que el paciente obtiene una refracción estable tras la cirugía, el oftalmólogo puede plantearse realizar una intervención con lente Add On.

Después de una cirugía LASIK, en algunas ocasiones también puede quedar una refracción residual. Estos pacientes también son candidatos a este tipo de cirugía en caso de no ser posible volver a intervenirlos con láser y de tener implantada una lente intraocular.

Esta intervención se realiza cuando ya existe una lente artificial dentro del ojo, o cuando se tiene pensado extirpar el cristalino. Además, si no se ha hecho previamente, esta nueva lente puede ser multifocal para posibilitar la visión en todas las distancias.

Las Add-On se implantan en los siguientes casos:

  • Corrección de refracción residual (miopía, hipermetropía o astigmatismo) después de la cirugía de catarata o de cristalino transparente.
  • Intervención en un paso o dos pasos junto a la implantación de una lente multifocal.
  • Refuerzo de la lente intraocular capsular como corrección de una ametropía elevada.
  • Catarata congénita en niños.

¿Dónde  y cómo se implantan las lentes Add On?

Las lentes Add-On van situadas en el surco ciliar (entre el iris y el saco capsular). Están fabricadas con un material flexible y pueden plegarse. Por ese motivo, se introducen dentro del globo ocular mediante una mínima incisión corneal. Al insertarlas en el surco ciliar, quedan bien fijadas y no rotan. Además, mantienen una cierta distancia con el saco capsular para que entre las dos lentes no haya contacto. Son compatibles con todos los modelos de lentes intraoculares del mercado. Pueden implantarse en un único procedimiento o tras un procedimiento primario.

La primera opción consiste en insertar dentro del ojo la lente intraocular capsular y la lente intraocular Add-On, durante una misma cirugía. Esto permite corregir altos grados de astigmatismo que no podrían ser corregidos tan sólo con una lente. En caso de desear un sistema multifocal, la lente intraocular que va situada en el saco capsular posee el poder refractivo para lejos y es la lente Add-On la que se encarga del poder refractivo para cerca, gracias a su diseño difractivo.

La segunda opción es implantar la lente Add-On cuando el ojo ya es pseudofáquico (ya se le ha extirpado el cristalino natural e insertado una lente intraocular). Esto puede realizarse en cualquier momento, incluso años después de la primera cirugía, siempre y cuando exista estabilidad refractiva. Es interesante para pacientes que quieren optimizar sus resultados visuales con la tecnología más moderna y eliminar la dependencia de gafas.

En el pasado no se utilizaban los filtros para bloquear la luz azul. Se ha demostrado esta luz puede ser dañina para la retina. Hoy en día se pueden insertar lentes Add-On con filtro amarillo (bloquea este tipo de rayos) para proporcionar una protección extra a los tejidos retinianos.

¿Qué diferentes tipos de lentes Add-On existen?

  • Monofocales Esféricas Refractivas: Las lentes monofocales esféricas están pensadas para subsanar el error refractivo residual tras un implante previo de lente intraocular. Pueden corregir tanto la miopía como la hipermetropía. El diseño de esta lente es esférico. Son compatibles con prácticamente todas las lentes intraoculares capsulares que hayan podido ser implantadas previamente, estándares y Premium.
  • Monofocales Tóricas: Las lentes monofocales tóricas son ideales para enmendar el astigmatismo que no se pudo corregir en su día con la lente intraocular. En ocasiones es de gran ayuda para pacientes a los que se le ha realizado una queratoplastia (trasplante de córnea) y eso les ha provocado un astigmatismo residual. Muchos pacientes que llevan implantadas lentes intraoculares monofocales pueden así mejorar su calidad de vida y conseguir la dependencia de gafas para lejos.

  • Multifocales: Las Add-On multifocales son de tipo difractivo (poseen una serie de anillos concéntricos que provocan distintos poderes de refracción) y permiten lograr la dependencia de gafas tanto de lejos como de cerca. Van dirigidas a pacientes que llevan implantada una lente monofocal con corrección para lejos. Lo que se busca es añadir una adición de aproximadamente 3 dioptrías para que se pueda enfocar de cerca.

  • Multifocales Tóricas: Este tipo de lente consigue corregir tanto el astigmatismo residual como la visión de cerca (crea un sistema multifocal), para la obtención de resultados óptimos con el fin de no depender de las gafas y conseguir una buena calidad visual. Se trata de una lente tórica y difractiva al mismo tiempo, dotada de la óptica más avanzada.

[link_tipoIol taxoiol=”tipo-lente-intraocular”  taxovalueiol=”add-on” titleiol=”Ver Modelos de Lentes Add On” ]